Cookies helfen uns bei der Bereitstellung unserer Inhalte und dabei das Nutzererlebnis zu verbessern. Mit der Nutzung dieser Website erklären Sie sich damit einverstanden, dass wir Cookies verwenden.
Ok Mehr Informationen

Historia

"Ve con los tiempos, de lo contrario te irás con el tiempo"

Con este lema, la familia Berger ya lleva casi 70 años en el negocio ecuestre a nivel alemán e internacional, y su tercera generación sigue disfrutando del éxito en el mismo.

A finales de la década de 1940, Bernhard Berger supo reconocer el signo de los tiempos y empezó a comerciar con caballos de trabajo.

Cuando, a finales de los sesenta, comenzó la demanda de caballos de montar, nuestra empresa se concentró más en esta categoría y se convirtió en uno de los mayores proveedores de Alemania.
Los tiempos fueron cambiando y, con ellos, aumentó cada vez más el interés por los caballos deportivos en el mundo ecuestre. En este cambio resultó de gran ayuda para la familia Berger el paso a la siguiente generación, representada por Ignaz Berger, nacido en 1955. Este obtuvo un gran éxito al centrarse cada vez más en el comercio de caballos deportivos. Más pronto que tarde, nuestras existencias de caballos ya cubrían un amplio espectro que iba desde los caballos deportivos jóvenes con talento hasta los caballos deportivos internacionales, llegando hasta el más alto nivel. Asimismo, con cada vez más frecuencia los animales fueron presentados solos y en torneos por nuestros empleados que competían tanto a nivel alemán como internacional.  De este modo, la empresa IB Berger ha estado presente hasta hoy con regularidad también en grandes torneos, como el campeonato de Alemania, y en diferentes torneos internacionales (Toscana Tour, Sunshine Tour, etc.) con diversos caballos, y también proporciona todos los años caballos deportivos de primer nivel que nuestros clientes presentan con éxito tanto en nuestro país como en el resto del mundo.

Con la tercera generación que ha llegado al negocio (Thomas Berger, nacido en 1991), en la actualidad trabajamos, además de con el comercio de caballos deportivos, que sigue estando al igual que al principio de máxima actualidad, con el negocio de la cría y la formación de caballos jóvenes. Así, hemos ampliado nuestras existencias con yeguas de cría de los mejores linajes y con la compra anual de 20 potros que pasan por un estricto proceso de selección. Así, de los primeros años ya hemos obtenido varios sementales aprobados y exitosas yeguas de exposición, algunas de las cuales tienen también mucho éxito como yeguas deportivas.

Seguimos esforzándonos por mantenernos siempre de actualidad y seguir siendo un socio de confianza para usted.

La familia Berger